ESTE PAÍS NO ES SERIO. LA MUERTE DEL RÍO CAUCA A MANOS DE HIDROITUANGO

0 164

Este país no es serio porque al igual que durante la Toma del Palacio de Justicia se trasmitió por la televisión un partido de futbol como si no estuviera pasando nada, hoy el gobierno colombiano minimiza la gravedad de lo que está pasando con el proyecto hidroeléctrico más ambicioso del país: Hidroituango.

Este país no es serio porque en cualquier otro Estado de derecho, ante lo sucedido el 28 de abril de 2018 y lo que está sucediendo en la actualidad con la decisión precipitada de cerrar el efluente de la represa y con ello dejar sin agua al río Cauca, habrían iniciado investigaciones judiciales para determinar las responsabilidades particulares e institucionales. Las Empresas Públicas de Medellín (EPM) y su Junta Directiva deberían responder ante autoridades judiciales para que se aclarem sus responsabilidades frente a la emergencia social y ecológica vivida en la zona de influencia de Hidroituango.

Este país no es serio porque mientras presenciamos el asesinato del río Cauca, el gobierno de turno encabezado por el dócil “presidente” Iván Duque Márquez guarda silencio y su jefe, Álvaro Uribe Vélez, le pide a la Santísima Virgen que ilumine al equipo técnico en las maniobras de contingencia en el proyecto hidroeléctrico.

Este país no es serio porque la EPM estaba advertida del altísimo riesgo que implicaba construir una represa en ese sector del río Cauca y aun así lo hizo. No es serio porque sabiendo que la zona de inundación de la represa iba a sepultar para siempre los restos de víctimas del conflicto armado ocultos en fosas comunes y que sus familias iban a permanecer en un duelo eterno al no cerrar el ciclo mediante un ritual fúnebre, la EPM logró conseguir todos los permisos para perpetuar el sufrimiento de quienes siguen siendo víctimas de un Estado débil y negligente.

Este país no es serio porque la gerencia de Hidroituango y la gobernación de Antioquia afirman que disminuir el caudal a 29 m3/seg., (menos del 10% de lo acordado con la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales), durante al menos tres días es una decisión para salvar vidas e insinúan que la comunidad aledaña al río y que vive del río deben estar agradecidas de este acto bondadoso. Nunca es serio porque asumen que lo hacen por la gente, cuando en realidad, lo hacen para salvar la viabilidad del proyecto. Es decir, superponen el interés económico de una organización y pasan por encima de los pobladores que viven y dependen de las cualidades del río Cauca.

Este país no serio porque al río Cauca lo están matando mientras el Estado, sabiendo quienes son los culpables, no hace mayor cosa para evitar la muerte de un río y con él, la muerte sociocultural de quienes lo habitan, la desaparición de un sistema ecológico complejo y la destrucción de las interrelaciones e interdependencias creadas entre la sociedad y el ecosistema.

Hoy estamos presenciando un asesinato porque este país no es serio.

Por: Leonardo Franco Cruz

Tomado de: https://territorioyambiente.wordpress.com/2019/02/07/este-pais-no-es-serio-la-muerte-del-rio-cauca-a-manos-de-hidroituango/

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.