Amenaza sobre el Totare. Las hidroeléctricas asechan

0 5.395

Desde la parte alta de la cuenca del río Totare se observan máquinas queriendo abrir las venas de la tierra, la vida misma de la cordillera; está en peligro el agua, la biodiversidad, el río y la gente; de manera silenciosa llegan quienes desean despojar el territorio desde Bogotá.

Conociendo esta situación la semana pasada las comunidades de Anzoátegui y Santa Isabel en el norte del Tolima se reunieron con el fin de hacer frente a una resolución emitida por el director de Cortolima Jorge Enrique Cardozo, en la cual se da el permiso inicial para los estudios ambientales a la consultora I-Consult SAS, con el propósito de construir una hidroeléctrica sobre la cuenca del río Totare. Resulta alarmante esta situación dado los impactos ambientales que conllevan estos proyectos, sobre todo por la afectación a la disponibilidad hídrica y las dinámicas ecosistémicas del río.

Hay que advertir que la principal preocupación del movimiento social y ambiental del Norte del Tolima radica en que estos proyectos están siendo construidos con el único propósito de proveer la energía eléctrica que demandan los emprendimientos mineros y petroleros, tal como hoy día sucede con el proyecto Hidroituango.

CINCO solicitudes de exploración fueron enviadas a la Agencia Nacional de Minería desde Bogotá, las cuales están a la espera del nuevo presidente y su orden, para dar inicio a un proceso de explotación de minerales sobre 700 hectáreas entre Anzoátegui y Santa Isabel.

Tenemos claridad de lo que se viene para esta cordillera, desde Cajamarca hacia el norte y el sur. Ya sabemos también de lo que son capaces los políticos arreglados o aliados con las multinacionales del oro. Ya estamos viendo como cooptan los líderes sociales y luego como algunos funcionarios se prestan para legitimar estos procesos de saqueo de los bienes comunes naturales y el despojo de los territorios.

Resulta cuestionable el hecho de que en Anzoátegui algunos líderes políticos quieran mantener todo esto en silencio con el único propósito de no alterar las elecciones presidenciales, haciéndole juego al candidato que propone la minería como motor de desarrollo para los más ricos y miseria, hambre y desplazamiento para los más pobres.

Invitamos a la comunidad de Anzoátegui a conformar un COMITÉ AMBIENTAL por la defensa del agua y del territorio en este Municipio, con el objetivo de tejer una red de solidaridades que nos permitan hacerle frente a los proyectos mineroenergéticos en la cordillera.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.