La República de El Salvador grita fuerte y claro ¡Sí a la vida!


Desde Sudamérica hasta Canadá, las y los integrantes del Movimiento Mesoamericano contra el Modelo extractivo Minero (M4), enviamos un fraternal y fuerte abrazo, lleno de felicidad para el pueblo salvadoreño, quienes a través de diversas expresiones sociales, organizaciones y grupos de base, medios de comunicación, la iglesia, entre otros, han logrado un sueño que esperamos pronto también camine en toda la región Mesoamericana, de América Latina y de Norte América: La prohibición de la extracción Minera.

La incansable lucha del pueblo salvadoreño contra la explotación minera, y en particular contra la empresa canadiense Oceana Gold/Pacific Rim, finalmente fue considerada por el poder legislativo, quienes en Asamblea, definieron el Decreto Legislativo 639 que contiene la “Ley de Prohibición de Minería Metálica”. Este decreto se logra con una votación aplastante de 70 de 84 votos de las diputadas y los diputados, al igual que sucedió con la consulta realizada al pueblo salvadoreño en dónde más del 70% de la población apostó por proyectos de vida y no de muerte.

El pueblo de El Salvador es ya un referente para todas y todos nosotros, así como extendemos nuestro reconocimiento a un legislativo que trabaja para su gente y que ha evitado caer en las trampas de los mercaderes que saquean los minerales por todo el mundo. Nos sumamos a las voces quienes exhortan para que el presidente de la República, el “Profesor Salvador Sánchez Ceren” realice el procedimiento de sanción del decreto y quede instalado y se le de cumplimiento de forma inmediata.

La minería metálica es una actividad que ha mostrado ser altamente destructiva para los pueblos y sus ecosistemas, por lo que debiera ser prohibida en todo el mundo y El Salvador se vuelve ahora un ejemplo para el mundo.

Solicitamos que el gobierno salvadoreño haga lo conducente para que la empresa Oceana Gold/Pacific Rim finiquite la sentencia en su contra emitida por el CIADI en octubre del 2016, que corresponde al pago de 8 millones de dólares, más intereses, además de exhortar a que la empresa salga de El Salvador, al igual que su fundación “El Dorado” con la cual ha intentado, y continua realizando, acciones de coacción contra el pueblo salvadoreño.

Como Movimiento M4, reafirmamos nuestro compromiso de continuar esta lucha organizada contra del Modelo Extractivo Depredador, porque a partir de esta fecha histórica, se revitaliza nuestra convicción para seguir adelante.

Muchas felicidades al pueblo, a las organizaciones, a la iglesia, a los medios, a todos los sectores y al gobierno salvadoreño quienes dieron un trascendental paso de Lucha Por la Vida.

¡DESDE SUDAMÉRICA A CANADÁ LA MINERÍA NO VA!
Movimiento Mesoamericano contra el Modelo extractivo Minero M4

Anterior Arrancamos defensa internacional de la Consulta Popular de Cajamarca-Tolima
Siguiente Si apoya a los campesinos y campesinas haga algo

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *