Carta abierta a Juan Manuel Santos Calderón


Le damos la bienvenida a la ciudad de Ibagué: reconocida por ser la ciudad musical de Colombia, la capital andina de los derechos humanos y ahora la Capital Ambiental de Colombia.

El día 3 de junio realizamos en nuestra ciudad la 8va versión de la Marcha Carnaval en Defensa del Agua, la Vida, el Territorio y la Soberanía. Desde el año 2011 nos hemos movilizado de manera alegre, cultural y pacífica contra la locomotora minero-energética. El trabajo por defender nuestros páramos, montañas, valles, ríos, vocación agropecuaria y turística desbordó el escenario municipal y departamental, pues la unión en rechazo a su nefasta política minero-energética también se hizo sentir en el Quindío y Caquetá, entre otros departamentos.

Fuimos más de 120 mil ciudadanos que en pleno ejercicio de nuestros derechos y nuestras facultades exigimos respetar el derecho a gozar de un ambiente sano, al agua y, sobre todo, nuestro derecho a participar como constituyente primario en las decisiones transcendentales para nuestros municipios.

Hacemos esto porque desde su gobierno se pretende imponer en nuestro territorio el proyecto minero de oro a cielo abierto más grande de Latinoamérica denominado La Colosa Regional. Este proyecto sería un distrito minero que amenaza con acabar con la Palma de Cera del Quindío y del Tolima, con nuestra despensa agrícola (Cajamarca), con los ecosistemas de páramos, la reserva forestal central y toda la cabecera de la cuenca mayor del río Coello, afectando el agua para más de 600.000 mil personas que habitamos esta ciudad.

Además, se afectaría el distrito de riego más grande de Colombia -Usocoello- ante la gran amenaza de contaminación de este afluente hídrico con químicos altamente tóxicos como el cianuro. Estudios técnicos y científicos, que sobre la cuenca del río Coello se han hecho, como el POMCA, determinan la prohibición de proyectos mineros u actividades de alto impacto donde hoy se ubica la empresa Anglogold Ashanti, al ser un ecosistema estratégico para la conservación de los ecosistemas naturales que surten esta vertiente hídrica.

Rechazamos la manera dictatorial con la que usted impone en nuestro departamento y en toda Colombia un cambio radical perjudicial para nuestra vocación agropecuaria, turística y mega biodiversa. La licencia social para el desarrollo de cualquier tipo de proyectos extractivistas debe ser un requisito indiscutible y es por eso que promovemos basados en el artículo 33 de la ley 136/94, la realización de la primer Consulta Popular sobre asuntos mineros en una ciudad capital y en el municipio de Cajamarca. Desafortunadamente usted y su gobierno han enviado constantemente funcionarios a deslegitimar este mecanismo legal y democrático que bien podría poner fin a los conflictos territoriales por el agua en nuestros municipios y departamentos.

Usted y su gobierno dicen ser promotores de la Paz y dicen querer garantizar un Estado social de derecho plenamente democrático, pero no tiene ninguna lógica promover la participación ciudadana para refrendar unos acuerdos con los grupos guerrilleros si a su vez es negada la participación ciudadana para votar frente a factores de interés general que marcarán la historia en nuestros municipios. No tiene ningún sentido que promueva el fin del conflicto armado para impulsar con la locomotora minero-energética la conformación de cientos de conflictos territoriales por el agua y la vida en todo el territorio nacional.

Somos las voces que reclaman la defensa del agua, la vida y el territorio, que por buscar el bienestar general estamos siendo amenazados por grupos paramilitares denominados las “Águilas Negras”, por lo cual, exigimos protección y garantías para nuestro trabajo como defensores del territorio y de los derechos humanos.

Usted ha negado los movimientos campesinos e indígenas que se han movilizado con legitimidad y legalidad por la exigencia de sus derechos bajo el argumento de no negociar con movimientos que realicen acciones de hecho como bloquear las vías, ¿Qué argumentos tiene para negar la movilización ciudadana por el derecho al agua que de manera cultural y pacífica solicita cancelar el proyecto minero La Colosa Regional? ¿Por qué desconoce el movimiento nacional por la defensa del agua que su política minero-energética ha hecho surgir?

Hemos construido un proceso de movilización socio-ambiental bajo los preceptos de la nueva ciudadanía comprometidos con la paz. Apoyamos el fin del conflicto armado como un hecho histórico para que nosotrxs y nuevas generaciones tengamos la oportunidad de ver una sociedad donde podamos expresarnos libremente, donde el estado sea garante de los derechos de sus ciudadanos y donde tengamos la oportunidad de gozar de un ambiente sano para todxs.

Lo invitamos a que en búsqueda de una verdadera paz con justicia social y ambiental amplié la participación ciudadana y de garantías a quienes sentimos y pensamos diferente.

 

RED DE COMITÉS AMBIENTALES DEL TOLIMA

Anterior COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA NACIONAL E INTERNACIONAL
Siguiente ….HOY HACE 15 AÑOS FUE DESAPARECIDO KIMY PERNÍA, NUESTRO QUERIDO “SARRA” EMBERA

1 Comentario

  1. Sandra Milena arias
    Junio 9, 2016
    Responder

    Buenas tardes, estoy completamente de acuerdo con la solicitud que se está haciendo.
    Y Apoyo este movimiento por el bien de nuestro planeta y por el futuro de nuestros hijos; porque me parece injusto lo que el Gobierno de Santos pretende hacer con el departamento del Tolima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *